Las escuelas clásicas nos ofrecen a la Hipnosis como la herramienta más eficaz para resolver fobias en una sola sesión. El problema es que no toda persona es hipnotizable. Desde las Neurociencias surgieron otras alternativas:

  1. Desensibilizar (anestesiar) la carga afectiva del objeto fóbico a través de técnicas sensoriales tales como Activación Multi-Sensorial Breve (AMSB), desarrollada por Dr. Joaquin Andrade (Uruguay), Dr. Maarten Aalberse (France) and Dr. Christine Sutherland (Australia) y la Técnica del Barrido (Sweeping Technique) perteneciente a Movimiento Ocular Desensibilización y Reprocesamiento (EMDR) desarrollada por la Dr. Francine Shapiro. La primera actúa como un shock sensorial que confunde al tálamo y la amígdala cerebral mientras se evoca al objeto fóbico. La segunda lo hace a través de movimiento ocular recto dirigido. Ninguna de las dos devela el origen del síntoma.
  2. Reprocesar la fobia a través de la estimulación bilateral que propone EMDR. Este método adjudica el sufrimiento a que la información ligada a la fobia se halla inscripta en tan solo uno de los hemisferios cerebrales. Al estimularse sensorialmente ambos hemisferios, la fobia se reprocesa y se resuelve. Esta opción permite descubrir el origen del trastorno.

La Medicina Tradicional China ofrece a la Técnica de Liberación Emocional (EFT) desarrollada por Gary Craig, como opción veloz y eficaz. La misma actúa estimulando puntos de acupresión a través del repiqueteo con la yema de los dedos (tapping) mientras se evocan la imagen y la sensación de terror o pánico que el objeto fóbico produce. De esta manera, el pensamiento coordina la imagen del objeto, con la sensación física y con la emoción. Este procedimiento equilibra las tres áreas comprometidas en el síntoma, la somática, la cognitiva y la emocional, liberando así el efecto del objeto fóbico. Este procedimiento puede espontáneamente conducir al origen de la fobia.

Adicionalmente, Calibración del Tono Multinivel – Manejo de Trauma y Síntoma (MTC-STM) sugiere también fortalecer las tres áreas para evitar la instalación de nuevas fobias.