El avance de la Neurociencia permite desarrollar herramientas sumamente útiles para la clínica psicológica. Tomando como referencia al Sistema Nervioso y combinándola con la Psicología Cognitiva es posible destrabar información lateralizada. Es decir, que ciertos contenidos que se hallan en un solo hemisferio cerebral, afectan la conducta y forma de procesar la realidad interna y externa. Al equilibrar la información en ambos hemisferios, la persona se estabiliza en su pensar y actuar. Combinándola con la Psicología Sensorial es posible desensibilizar carga afectiva que produce dolor somático, cognitivo y/o emocional. Esta desensibilización permite manejar eventos traumáticos con bajo nivel de dolor. Al estar anestesiado e hipnotizado, el paciente puede llegar al origen del recuerdo traumático y reprocesarlo en una sola sesión. También es posible fortalecer la actividad de las áreas somática, cognitiva y emocional mejorando la Actividad Autónoma, la Atención y la Autoestima. De esta manera, los órganos y las glándulas funcionan mejor, el pensamiento adquiere mayor claridad y control, y se fortalecen la Autoestima y la Voluntad.

Estos resultados son posibles en pocas sesiones con tan sólo recurrir a las estrategias recién descritas. La Neurociencia permite más estrategias y con ello más resultados a mayor velocidad y efectividad. Tales son los resultados, que surgen marcados fenómenos de asombro clínico. Este asombro lleva al descreimiento de lo sucedido haciendo que el paciente le atribuya su mejoría a otros factores. Una de las técnicas que más asombro produce es la Técnica de Barrido (Sweeping Technique) perteneciente a perteneciente a Movimiento Ocular Desensibilización y Reprocesamiento (EMDR) desarrollada por la Dr. Francine Shapiro. La misma disminuye o suprime el dolor somático, cognitivo y/o emocional en segundos o pocos minutos a través de movimiento ocular dirigido. Por su parte, Calibración del Tono Multinivel – Manejo de Síntoma y Trauma (MTC-STM) desarrollado por el Licenciado Rodolfo García Otero produce fenómenos de asombro clínico al súbitamente:

  1. estabilizar disfunciones somáticas
  2. aumentar el control del pensamiento
  3. mejorar la calidad del sueño
  4. aumentar la Voluntad