Al Sistema Nervioso Autónomo se accede por dos vía principales, la medicamentosa y a través de la estimulación sensorial. Las Neurociencias al servicio de la psicología y el conocimiento milenario basado en la Medicina Tradicional China, han desarrollado formas de desensibilización de dolores somáticos y emocionales cuyos efectos son casi instantáneos:

Desde las Neurociencias nos encontramos con la técnica Movimiento Ocular, Desensibilización y Reprocesamiento (EMDR), desarrollada por Dr. Francine Shapiro, la cual anestesia el dolor somático y emocional a través de la estimulación bilateral (hemisferios derecho e izquierdo del cerebro) valiéndose de, valga la redundancia, movimiento ocular o del tapping (repiqueteo) sobre las extremidades (manos o rodillas mayoritariamente). Una segunda manera la ofrece una técnica llamada Activación Multi Sensorial Breve (AMSB), desarrollada por Dr. Joaquin Andrade (Uruguay), Dr. Maarten Aalberse (France) and Dr. Christine Sutherland (Australia), la cual actúa a través de la tormenta de estímulos sensoriales para inundar el centro integrador o amígdala y tálamo cerebral mientras se evoca la situación desagradable. Una tercera forma que conozco, la ofrecen aquellas disciplinas que se basan en el tacto sutil tales como Calatonia (desarrollada por Dr. and Profesor Pethő Sándor) y Havening Techniques (por Dr. Ronald Ruden) La primera es una calibración de las funciones autónomas (respiración, sueño, latidos, digestión, etc.) bajo relajación profunda. La segunda dirigida exclusivamente al abordaje de traumas a través del tacto sutil mientras se evoca la escena dolorosa.

Desde la Medicina Tradicional China, a través de la Técnica de Liberación Emocional (EFT), desarrollada por Gary Craig, valiéndose del tapping (repiqueteo) sobre puntos de acupresión. El primero de los usos más impactantes están representados por la resolución fobias al anestesiar la carga afectiva sobre el objeto fobígeno evocado (tapping sobre el hueso orbital inferior de cada ojo), resolviéndolas en pocos minutos. El segundo uso impactante es del tapping sobre el canto de la mano que anestesia sensaciones somáticas y/o emocionales que estancan a la persona.

Existe otra estrategia es la llamada Técnica del Barrido (Sweeping Technique) basada en movimiento ocular recto dirigido mientras se evoca la incomodidad. Esta herramienta está incluida en EMDR. Es excelente para barrer restos sensoriales y emocionales desagradables resultado de un reprocesamiento traumático. Es muy importante despedir al paciente sin estos lastres porque el paciente queda obnubilado por la experiencia, dejándolo ensimismado y con poca receptividad del mundo externo, convirtiéndolo en un potencial accidente al salir a la calle.