Es muy frecuente en la clínica actual el uso de técnicas de relajación para el manejo de Ansiedad y de la Ira. Suele enseñársele al paciente técnicas de respiración y de visualización para aplacar los episodios explosivos. En cierta medida, esta estrategia es parecida a la medicamentosa ya que apunta al alivio y no a la solución del problema. Lo mismo ocurre al utilizar estrategias de desensibilización sensorial tales como Activación Multi-Sensorial Breve (AMSB), desarrollada por Dr. Joaquin Andrade (Uruguay), Dr. Maarten Aalberse (France) and Dr. Christine Sutherland (Australia) y la Técnica del Barrido (Sweeping Technique) que pertenece a Movimiento Ocular Desensibilización y Reprocesamiento (EMDR) desarrollada por la Dr. Francine Shapiro. Esta segunda opción, a veces resuelve el problema definitivamente, y otras sólo traslada la expresión mórbida a un estímulo diferente. Siguiendo estas vías no sólo hay que desensibilizar la escena que provoca la Ansiedad o la Ira, sino también habría que hacerlo con su Estado de Hipervigilancia y con la tensión provocada por la baja Autoestima.

En un artículo acerca de Trastornos de Alimentación Sensorial publicado en Somatic Psychotherapy Today editado por la Dr. Nancy Eichhorn, planteo que existe una relación inversamente proporcional entre la Ansiedad y la Autoestima. Esta afirmación se sustenta en el modelo que Calibración del Tono Multinivel – Manejo de Trauma y Síntoma (MTC-STM) propone, en el cual al equilibrar las cargas positivas y negativas del Tono, los niveles de Ansiedad y Autoestima llegan a valores sanos. La experiencia que se obtuvo al aplicar MTC-STM llegó a la conclusión de que al reducirse la carga negativa, el Estado de Hipervigilancia cede y la Autoestima se fortalece. El Tono Negativo (Resistencia) alto implica Tono Positivo (Fortaleza) bajo. El exceso de tensión negativa genera la Ansiedad y la Ira provocada por la falta de firmeza. Terapéuticamente, relajar a una persona ansiosa en vez de fortalecerla es acentuar aún más el cuadro. Aunque durante el proceso de relajación se haya sentido alivio, las áreas autónomas perciben a la relajación como un debilitamiento, generando más ansiedad aún. El paciente ansioso o iracundo, necesita confiar para bajar su grado de Hipervigilancia; y la confianza sólo es posible a través de la Contención (Firmeza o Fortaleza). Una vez que el paciente se siente seguro, se despreocupa de su medio interno y externo, y al fin se entrega a una relajación más profunda. Con lo cual, MTC-STM sugiere: “Primero Fortalecer y luego Relajar”.